Gracias Javier y felicidades

27 09 2008

Retomo la actividad de mi blog, tras este paréntesis intencionado, con la misma imagen con la que me despedía: EL AGUA. Hoy hemos dado desde COAGRET el premio recién creado a Javier Martinez Gil, nuestro entrañable Hidrogil. El padre de la Nueva Cultura del Agua, de la fluviofelicidad, de los fluvioabrazos y sobre todo de los discursos que devuelven al agua los valores esenciales que la hacen única e irrepetible. Cuando Javier habla de los ríos nos evoca esos mundos que conocimos quienes nacimos en sus riberas y, hasta nos hace demasidos años, pudimos disfrutar de sus limpias y acogedoras aguas de verano. Nos recuerda los valores identitarios que atesoran y comparten con quien se acerca a escuchar el murmullo de su discurrir. Nos habla de los pueblos que supieron vivir acomodándose al río, respetándole y asombrándose a su paso cuando venía mayenco. Por eso sus discursos y escritos son imprescindibles en estos tiempos de productivismos baratos, en que algunos aprovechados quieren convertir los ríos en canales de flujo constante tras robar sus aguas y aprisionadas llevarlas por vías de hormigón que, eso sí, habrán de ser financiadas con el dinero de todos.
Javier ha entendido, como pocos de los que vienen del mundo universitario o intelectual, el profundo dolor que se esconde tras las peleas de los afectados por los embalses ejecutados y proyectados. Por las gentes de Artieda, de Santaliestra, de Jánovas, de Biscarrués, de Andalucía, de Galicia, de Asturias, del Amazonas o del Magadalena. Y ha sido profundamente amigo y solidario con ellos. Nunca olvidaré su carta tras la hipócrita, desgraciada e injusta sentencia que dió carpetazo judicial a los contenciosos de Yesa. Trasmitía apoyo y lágrimas de dolor tan fuertes como las que en aquellos momentos brotaban de nuestros ojos.
Javier además es, como buen navarro, hombre de fe y perseverante. Difícil es que dé ninguna batalla por perdida y aunque alguna vez, sobre todo al hablar de los poderes políticos e institucionales, trasmite desánimo pronto encuentra gestos, proyectos, encuentros, recuerdos, que le hace pensar que otro mundo es posible, también en las cosas del agua. Y con ánimos renovados se lanza a batallas en las que sobre todo creen quienes, como él suele decir, tienen como objeto de la vida ser buenas personas.
Por eso y por mucho más creo que Javier se merecía el premio que hoy le hemos dado y confío que por mucho tiempo seguirá allí alumbrando nuestras noches y los días radiantes, que han de ser los más, ofreciéndonos el agradable placer de su compañía.
Va por él estos sonidos que evocan el AGUA

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

29 09 2008
Eduardo

Sólo igo una cosa. Me gustaría conocer a Javier

30 09 2008
Miguel Solana

Pues de verdad que si tienes ocasón de acudir a alguna de sus charlas (no es raro encontrarlo en las cosas que se organizan desde asociaciones de afectados como Biscarrués) disfrutarás. También, de vez en cuando, le publican cosas en los medios pero eso da de sí lo que da de si. Aquí tienes un ejemplo un poco más amplio de su ideario
http://www.unizar.es/fnca/docu/docu166.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: