La muralla de Huesca

12 09 2009

Hu-Muralla 03Muchas veces me encuentro en este blog despotricando, sobre todo en lo que a la gestión municipal se refiere, por cosas de la vida cotidiana de la ciudad. Y es que soy de los que creen que mirar con ojos críticos lo que hacemos, desde luego sin llegar a la amargura y mientras sea una parte y no el todo de nuestro quehacer diario, no sólo es bueno sino necesario para hacer que nuestras ciudades avancen. Ello no debe hacernos perder de vista lo mucho y bueno que también se hace desde la iniciativa pública y desde la privada. ¿Qué podemos decir de la muralla de Huesca?

Partamos de una realidad. Hasta hace cuatro días la ciudad ha considerado la muralla primero como una buena cantera de material de construcción y luego como soporte para ampliar propiedades privadas. Desgraciadamente mucho de esto ha ocurrido con patrimonios culturales muy diversos de nuestros pueblos y ciudades, en momentos en que el valor de éstos no estaba entre las prioridades de ciudadanos llenos de necesidades básicas que cubrir, y a fecha de hoy nos encontramos con montones de situaciones irreparables. Afortunadamente en el caso de nuestra muralla no todo está perdido.

Muchas voces, y la de cha ha sido una de ellas, venían hace años pidiendo actuar de forma urgente para consolidar y recuperar lo mucho que todavía teníamos en pie de nuestra muralla. Por una parte en la zona norte con grandes paños a la vista y donde la inversión pública resultaba esencial y, por otra parte, en todo lo demás, fundamentalmente los Cosos, donde restos importantes se encuentran alojados en propiedades privadas y había que estar vigilantes para evitar que procesos constructivos o de rehabilitación sirvieran de excusa para acabar con lo que todavía quedaba.

Se ha tardado muchos años pero por fin se elaboró un Plan Director y por fin se está ejecutando lo que en él se decía. Felicitémonos por ello ya que cada día que pasaba las humedades, vegetación, erosión,… iban deteriorando unos muros ya muy castigados. Y, como es natural en estas intervenciones, ha saltado la polémica. Gentes muy cercanas a mí me han hecho llegar la opinión de que es una intervención muy agresiva y que para lo que va  a ser una de las fachadas de la ciudad más visible resulta un modelo “robocop” que no pega. Incluso desde la asociación APUDEPA, a la que tengo un  gran aprecio por el compromiso y rigor con que abordan la defensa del patrimonio, hicieron pública su postura crítica ante dicha intervención. Yo, por la parte que me toca, he intentado crearme una opinión que, más allá de mi gusto personal, tenga en cuenta los criterios de restauración y la calidad con la que se están abordando los trabajos. La verdad es que entre gentes entendidas he encontrado posiciones variadas pero casi todos ponen el acento en la necesidad de intervenir, en que se están siguiendo los parámetros habituales de las restauraciones, en la profesionalidad del arquitecto que dirige los trabajos y en que hay que dar tiempo para que la evolución de la obra y la influencia que el tiempo tenga sobre los nuevos materiales acaben de rematar el trabajo de la obra constructiva. Así que quiero ser positivo, dar un voto de confianza y esperar que pronto podamos disfrutar de un magnífico andador sobre una muralla a la que nos vayamos haciendo y que gane con el tiempo.

En el otro apartado se encuentran las intervenciones, mayoritariamente privadas, sobre los restos que se encuentran inmersos en edificios. Si hace poco pudimos disfrutar de lo recuperado en la restauración del Olimpia ahora estamos en puertas de ver como se actúa en lo que son las obras de ampliación del hotel Sancho Abarca. Acudí el día que se derribó el edificio que daba al Coso y sobre el que se construirá en nuevo acceso al hotel  cuando observé un amplio paño que había aparecido. Tuve ocasión de hablar con el propietario Roberto Pac y me alegró la visión inteligente que tiene, sustentada sobre la percepción de que los restos arqueológicos lejos de ser un problema puede constituir un elemento distintivo y de valor para una instalación como la suya. He leído en su blog que ésta no es una opinión nueva sino que viene de antes y quiero felicitarlo por ello. ¡Qué lejos de la opinión del alcalde Fernando Elboj que siempre parece ver problemas con las huellas de nuestro pasado y denosta la aparición de restos del mismo allí donde él haya decidido intervenir!. Le molestaron en el Palacio de Villahermosa, le molestaron en Casa Aisa, le molesta la protección de los edificios en el entorno de Plaza Navarra, calle del Parque y Miguel Sevet y le molesta que pueda aparecer algo en el Paseo Ramón y Cajal.  Lamento profundamente esta visión y más en alguien que viene del mundo de la historia y el arte. Con muchos alcaldes habidos de este talante se entiende perfectamente porque Huesca no puede hoy enseñar piezas arquitectónicas que fueron esenciales en nuestro pasado.

Así que hoy quiero ser positivo y pensar que por fin hemos empezado a sentar bases firmes para la dignificación de nuestra muralla y que estamos en puertas de poder disfrutar de ella nosotros y quienes nos visiten.

Anuncios

Acciones

Information

5 responses

15 09 2009
Mon

Lo de “Hasta hace cuatro días la ciudad ha considerado la muralla… …como soporte para ampliar propiedades privadas” merece que te pida explicaciones:

¿se nos acusa aquí o en algún otro sitio (en los juzgados no, puesto que no hemos recibido notificación judicial alguna) de apropiación indebida de bienes históricos a alguno de los vecinos de la muralla? ¿a qué te refieres con ampliación de propiedades privadas? Porque yo tengo todos los papeles en regla…

15 09 2009
Miguel Solana

La explicación es muy sencilla porque yo no hablo de legalidad. Hablo de funcionalidad. Por supuesto que quienes tienen allí propiedades las tienen legalmente y quienes tomaron piedras para construir sus viviendas lo hicieron legalmente. El ayuntamiento lo autorizó. Lo que quiero decir es que en un momento dado en que la muralla perdió su función defensiva pasó a ser considerada como soporte o material para otras actividades. Porque como en tantos patrimonios su valor arquitectónico es algo reciente y asociado a una sociedad que ya se puede permitir la conservación de cosas por el mero hecho de disfrutar del legado histórico o artísitico que atesoran.
En absoluto pongo en cuestión la legalidad de las propiedades y, es más, se lo duro que para algunos propietarios ha sido tener que dejar parte de sus propiedades para poder hacer el corredor.

15 09 2009
Mon

Gracias por la aclaración.

5 01 2012
Natalia

Alguien me puede contestar a estas 3 preguntas¿:
1 Como se llamaba a la puerta de la muralla de Huesca?
2Cuantas puertas habia?
3Como se llamaba cada una de ellas?
ALGUIEN SABE CONTESTAR?????????

6 01 2012
Miguel Solana

Este sitio es bastante bueno
http://www.castillodeloarre.org/HU-Somontano/9904041-HuescaMuralla.htm
Mirare en la docu del Plan Comercial de Huesca que salía y te diré algo más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: