Rotondas y Esculturas

8 01 2010

En el mes de septiembre de 2003 tuvo entrada en el ayuntamiento el llamado “proyecto de urbanización Cámara de Comercio de Huesca” y fue aprobado por el Ayuntamiento en julio de 2004. Un proyecto valorado en 1.235.487,70 € del que debía hacerse cargo la Junta de Compensación formada por la propia Cámara de Comercio (mayoritaria), FORCUSA, Monjas de Santa Clara y el Ayuntamiento de Huesca. Una urbanización necesaria para poder hincarle el diente al jugoso pastel que en forma de recalificación excesiva y de última hora concedió el mal PGOU vigente. En dicho proyecto, que contemplaba la realización de una rotonda y que permitiría prolongar la calle León Abadías hacia Plaza de Santa Clara, no se contemplaba la instalación de ningún grupo escultórico.

Desde hace más de un año dichas obras de urbanización se hallan concluidas pero, a fecha de hoy, no han sido recibidas por el Ayuntamiento. A reiteradas preguntas de cha y de otros grupos de la oposición se han dado explicaciones variadas sobre la falta de cuestiones por rematar. Lo que no se nos había dicho con claridad es que dichas obras no se han recepcionado porque con ello el Alcalde Fernando Elboj ha intentado presionar para que se colocara una escultura que, según parece, había concertado de forma verbal con alguno de los miembros de la Junta de Compensación. En concreto con el Sr. Ruspira anterior presidente de la Cámara de Comercio, máxima beneficiaria de aquella recalificación.

Resulta lamentable que una vía de comunicación necesaria, y con la urbanización aprobada en el Ayuntamiento terminada, haya quedado condicionada por un capricho del Alcalde. Yo creo que está claro que no es la crisis, que ahora parece ser culpable de lo divino y de lo humano, la responsable del retraso como parece deslizar en sus declaraciones Fernando Elboj. Es su increíble forma de gobernar quien una vez más está conllevando perjuicios para la ciudad de Huesca. Un acuerdo verbal y parcial que no concreta nada de costes y que ni tan siquiera aparecía contemplado en el proyecto de urbanización nunca puede ser argumento para paralizar la finalización de la misma. Más cuando la susodicha escultura se podría haber instalado con posterioridad sin ningún problema.

A esta lamentable forma de gobernar, haciendo prevalecer ciertos intereses personales por encima de los generales,  se suma el mar de fondo que se atisba cuando analizamos cómo se han ido colocando con mandato municipal las piezas de arte por la ciudad. Por cierto,  para que no haya ninguna duda aclaro que soy de los que defienden la necesidad de adornar nuestra ciudad con arte; otro tema es cómo y cuando hacerlo.  Pues bien, una vez más Fernando Elboj ha dejado patente su talante a la hora de hacer estos encargos. Él sabrá por qué el artista elegido era uno y no otro ( me ha llegado que en el encargo ha tenido mucho que ver quien ya colocó sus obras en las rotondas de avenida Los Danzantes), él sabrá cuál quería que fuera el tema que abordara dicha obra, él sabrá sobre qué previsión de gasto basaba sus expectativas, él sabrá por qué una y otra vez sigue relegando a artistas de la ciudad válidos y reconocidos o él sabrá por qué las obras que dice van a valer 70.000 terminan valiendo 140.000. Desde luego yo como concejal y portavoz de un grupo municipal no he sido consultado en ninguna de estas cuestiones pero, de haberlo hecho, alguna idea le hubiera dado.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: