Huelga General. ¡Yo sí!

27 03 2012

¿Y todavía hay alguien que no siendo de derechas lo duda?. Esta huelga general más que necesaria es imprescindible. Con todos los matices que se quieran, con todos los empreños que podamos tener sobre ciertos convocantes,  con toda la bilis que acumularemos al ver como voceros en la misma a algunos que ayer sembraban la semilla que hoy la hace imprescindible. Si ahora no ¿cuándo?.

Hay más de mil razones para la misma y no pocas se han parido en los menos de 100 agresivos días de gobierno del PP. Desgraciadamente la cosa viene de largo y por ello yo sí secundé la huelga general del 29 de septiembre de 2010 al pasado gobierno del PSOE.

Y no sólo iré porque me, nos, recortan el salario de forma discrecional para tapar los agujeros financieros de banqueros y especuladores que nos han llevado a la crisis en la que estamos. O porque me, nos, alargan la edad de jubilación al tiempo que merman las pensiones. O porque me, nos, están laminando los servicios públicos que cubren nuestras necesidades básicas en educación o sanidad. O porque me, nos, imponen una reforma laboral que rompe el contrato social en que están basadas estas relaciones y nos retrotrae, con muy difÍcil marcha atrás, a épocas donde los contratadores imponían su ley del más fuerte. O porque me, nos, parece intolerable que profundicen las políticas que han generado 5 millones de parados en el Estado y más de 100.000 en Aragón. O porque me, nos, parece indecente que la política siga primando a personajes que si algo han demostrado es su incompetencia (Bono 90 millones de agujero en Aramón, De Guindos representante de Lehman Brothers….). O porque me, nos, siguen aplicando un modelo de desarrollo consumista, depredador de recursos naturales y escasamente democrático. O porque me, nos, rebelo contra un sistema fiscal cada vez más exigente con la clase trabajadora y menos con el capital.

Son estas y otras muchas las razones que me, nos, han llevado a decir ¡Basta, ya!. Me niego a sus imposiciones y exijo mi, nuestro, derecho a participar en la toma de decisiones que están transformando y empobreciendo mi, nuestra, vida.

Pero hay una razón profunda y esencial por la que haré esta huelga. Tenemos que reivindicar el valor del trabajo como forma básica de restablecer el contrato social que permite, de verdad, satisfacer las necesidades básicas de las personas. La huelga pone de relieve lo que ocurre cuando aquella parte de nuestro tiempo que nos quitamos para producir cosas o servicios lo recuperamos ¡LAS COSAS NO FUNCIONAN!. Llevamos demasiado tiempo permitiendo que quienes nos gobiernan hayan hecho que las cosas cambien. Con globalizaciones absurdas, con paraísos fiscales, con economías virtuales, con desvalorización de lo importante e inflado de lo accesorio nos han conducido a una espiral donde el TRABAJO tan sólo aparece como un valor residual. Esto es absurdo e intolerable. No podemos permitirlo ni un minuto más y el 29-M hay que gritarlo bien fuerte.

No hay excusas y a quienes apelan a los 100 euros que me quitarán y que le vendrán bien a mi empleador, o a quienes dicen que sólo harán algo si es mucho más fuerte que un día de huelga, les diría que nada nos ha salido gratis a la clase trabajadora ni se consiguió en un instante prodigioso. Hoy sólo es un día al que habrán de seguir otros y otras formas de lucha. Pero lo importante es empezar y no amedrentarse. Hay demasiada sangre derramada para conseguir lo que teníamos como para que alguien quiera justificar su ausencia con argumentos vanos.

Anuncios




¡Por dignidad! A la Huelga General

28 09 2010

Yo no tengo ninguna duda el 29-S-2010 se incorporará al listado de huelgas generales a las que nos hemos convocado y habré participado. Y lo digo sin ambigüedades. La haré contra un Gobierno, que se dice socialista, y que lejos de hacer frente al avasallamiento de la política por parte de la economía, bueno de los poderes financieros y mercados, se ha arrugado, ha claudicado cobardemente y está convirtiéndonos a los trabajadores en paganos de los disparates, avaricias y despotismo de estos viejos chupasangres que, a día de hoy, han alcanzado tal nivel de poder que hay que poner coto sin pérdida de tiempo. En la medida que permitamos que la sacrosanta y sectaria economía sobrevuele, cada vez con menos controles, sobre la política participada y democrática estaremos retrocediendo en lo que ha sido uno de los mayores avances de la especie humana. Y yo estoy dispuesto a luchar contra ello.

También haré huelga contra una clase empresarial egoísta  ( no hay más que ver a su máximo dirigente Diaz Ferrán) que estos últimos años se ha llenado los bolsillos al calor de la especulación del ladrillo, ha abandonado los sistemas realmente productivos, que a largo plazo son los que  favorecen al país, y ahora llora como plañideras para que entre todos les sigamos forrando el riñón. ¡Que bien saben aplicar aquello de las ganancias para mí y las pérdidas a repartirlas que nos toca a menos!.

Y no haré huelga porque me apetezca sino porque, entre el uno y los otros, han conseguido acumular agravios que han superado el mínimo listón de dignidad que como trabajador me quiera poner. Me han rebajado el sueldo pactado de forma unilateral rompiendo cualquier esquema de negociación que debe primar en un sistema que se diga democrático, han usado lo recaudado para tapar los agujeros generados por auténticos rufianes financieros, nos han recortado los servicios públicos necesarios para los más necesitados de la sociedad, han reducido las inversiones en infraestructuras necesarias poniendo la contención del déficit por delante de la contención del paro, ahora hacen una reforma laboral digna del PP más conservador y para mañana me están anunciando una vuelta de tuerca en el sistema de pensiones y, por qué no, convertir la prestación por desempleo en un chantaje para trabajar dónde y cómo algunos quieran. O les paramos los pies o estos neos, eso disfrazados de progres, se van a cargar el estado de bienestar que ha costado sangre, sudor y lágrimas conseguir. Para eso es la Huelga General. Lee el resto de esta entrada »