Pacto del agua: del mito al timo

5 05 2012

Hace 20 años que las Cortes de Aragón aprobaron el Pacto del Agua. Un documento que nació del mito en que se había convertido el tema del agua y ha devenido un fraude, un timo para los auténticos intereses de Aragón. Ni más ni menos que 1.356 millones de euros se han invertido en el contenido de ese documento, y si bien es cierto que parte de estas inversiones eran necesarias (reparaciones de grandes infraestructuras de trasporte, balsas laterales que mejoran la eficacia en el riego, mejoras en dispositivos que de seguridad de presas, abastecimientos,…) lo gastado en otras muchas (Yesa, Santaliestra, Jánovas, Biscarrués, Mularroya, …..) se convierte en un auténtico despropósito.

El Pacto del Agua se fraguó bajo la dirección en la CHE de un personaje llamado Antonio Aragón, un tipo que pudo ser muchas cosas (entre otras corrupto) pero que de tonto no tenían un pelo. Las aspiraciones trasvasistas y el negocio que con ello se podía generar en el litoral mediterráneo no son nada nuevo y cuando llegó a la CHE diseñó su estrategia para satisfacer estas apetencias. El rechazo histórico de Aragón debía ser contrarrestado y para ello juntó a todos quienes tenían apetencias de agua y puso en un listado todo lo que querían. Aquello fue una partida donde cada uno la echaba más gorda que el vecino y donde los únicos no preguntados fueron los ríos y sus defensores o los afectados por los pantanos. Con tan lustroso listado fueron enviados a Cortes los diputados que dieron un sí unánime y salieron tan ufanos diciendo que habían puesto freno a los trasvases cuando, en realidad, habían dado la cohartada perfecta a quienes los impulsaban. El agua sería almacenada en grandes embalses estratégicos y antes o después, como bien sabe cualquier ciudadano medianamente informado,  sus verdaderos dueños (es decir el dinero especulativo) terminaría imponiendo su dictado y llevándola  a su huerto. Algún jerifalte de los regantes podría sacar tajada económica y se salvaba el escollo de unos cuantos afectados que ya empezaban a dar guerra. Ni planificación, ni racionalidad, ni justicia para los territorios afectados en el pasado por pantanos. Pura estrategia. y pura política hidráulica de la primera mitad del siglo XX. Leer el resto de esta entrada »





Embalses y trasvases: la lucha continúa

1 12 2009

CHARRADA

COLOQUIO

Dia 2 de diciembre

Salón d’Actos del IAE: 20 horas

Desde la Asociación Río Aragón y La Coordinadora Biscarrués Mallos de Riglos explicaremos la evolución de las políticas trasvasistas, las luchas contra los embalses y el mal augurio que se nos presenta con el borrador de nuevo Plan de Demarcación del Ebro recientemente presentado.





Seguir esquilmando los ríos (2)

20 11 2009

Como se dice en mi pueblo “para mear y no echar gota”. Tan sólo para la Cuenca del río Aragón plantean:

Recrecimiento de la presa de Yesa en el río Aragón.
Embalse de Laverné, en proceso de puesta en carga
Recrecimiento del embalse de Malvecino
Recrecimiento del embalse de Valdelafuén
Embalse de Carcastillo
Embalse de Orés
Otras pequeñas regulaciones de carácter local entre las que se encuentran las regulaciones internas del canal de Bardenas.

Embalse de Biota en el Arba de Luesia.

Es decir, ahora con el PSOE dirigiendo el cotarro,  lo que había en el anterior Plan y más. Esto es muy grave si consideramos que, a fecha de hoy, ya se llevan fuera del cauce el 47% del agua que lleva el río. Esto es un atraco al río Aragón y sus afluentes y me parece increíble que, tan siquiera, tengan el atrevimiento de poner sobre papel este desaguisado. Seguro que el interesado Presidente de la DPZ y alcalde de Ejea Sr. Lambán estará feliz al ver como sus presiones políticas han tenido reflejo en el documento hecho público.

El primer semestre del próximo año será periodo de alegaciones y algo habrá que decir aunque la experiencia del pasado me dice que si poco caso nos han hecho hasta ahora a los afectados por obras de regulación y colectivos ecologistas poco nos harán en el futuro. Será cosa de volver a dar la batalla en la calle algo a lo que ya se andan apuntando en el Delta del Ebro en cuyos oídos suenan nuevos ritmos trasvasistas llegados desde Barcelona. Por ello para abril anuncian movidas y creo que será lo que tocará. Porque, como me decía un amigo experto en materia de aguas y que ha colaborado mucho con los afectados:

Me temo que los planes de cuenca van a seguir los mismo patrones que los anteriores, planificación desde el lado de la Oferta. Me explico.

El reglamento de Planificación establece en su articulo primero: La planificación hidrológica tendrá por objetivos generales conseguir el buen estado y la adecuada protección del dominio público hidráulico y de las aguas objeto del texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio, la satisfacción de las demandas de agua, el equilibrio y armonización del desarrollo regional y sectorial, incrementando las disponibilidades del recurso, protegiendo su calidad, economizando su empleo y racionalizando sus usos en armonía con el medio ambiente y los demás recursos naturales.

Al haber puesto en el mismo nivel la satisfacción de las demandas de agua con el objetivo de conseguir el buen estado ecológico, han conseguido la cuadratura del círculo. Al menos esto se interpreta de lo que se está haciendo en la Cuenca del Ebro.

Ahora hacen planificación bicéfala. Cantidad para demandas como siempre sin ninguna modificación respecto del plan del 98. Y calidad para dar cumplimiento a los objetivos de la directiva…

Pero sin mezclar o sin ver las implicaciones de una en la otra.”Bicefalia estanca”

Así pues avisados estamos de que las cosas vienen mal dadas. De nosotros y nosotras puede depender que cambien.





Seguir esquilmando los ríos (1)

16 11 2009

Nos encontramos en puertas de uno de esos debates realmente importantes que, paradójicamente, pueden pasar sin pena ni gloria. Me refiero al de la aprobación de un nuevo Plan Hidrológico para la Cuenca del Ebro o, mejor llamado, Plan de Demarcación.

Hace unos cuantos años comenzó una dura batalla que tuvo entre sus más audaces combatientes a quienes, cansados de las injusticias y atropellos cometidos durante el franquismo y primeros años UCDPSOE de la democracia, se rebelaron contra la construcción de más embalses que suponían inundar pueblos y anegar los mejores valles de nuestras zonas de montaña. En aquel contexto recuerdo perfectamente, corría el año 1998, la elaboración del actual Plan de la Cuenca del Ebro y su aprobación consolidando las ambiciones de los tradicionales beneficiarios del agua (regantes, hidroeléctricos, …) y tratando de forma despectiva e inmisericorde, en los órganos y consejos asesores que aquellos tenían y tienen copados, las alegaciones presentadas desde el movimiento ecologista y las asociaciones de afectados. He sido partícipe del Consejo del Agua de la Cuenca del Ebro y es un espectáculo deprimente ver quienes y cómo ocupan los sillones de ese mal llamado órgano de participación. Por eso me imagino la soledad de Pedro Arrojo que en aquellos momentos era uno entre 80 para tratar de defender, o por lo menos dar voz, a los cientos de alegaciones huérfanas de representante que no tenían en aquel foro sino enemigos acérrimos porque afectaban a sus intereses particulares, económicos o políticos. Aquel Plan dio carta de naturaleza al infausto Pacto del Agua de Aragón (cúmulo de ambiciones ilimitadas y reflejo de frustraciones decimonónicas) y puso encima de la mesa un listado de embalses que, de haberse llevado adelante, hubieran sido un auténtico holocausto para nuestros ríos.

Leer el resto de esta entrada »